La JIAAC emitió dos Recomendaciones de Seguridad Operacional (RSO) focalizadas en la necesidad de supervisar de manera exhaustiva los procedimientos de mantenimiento que se realizan en talleres aeronáuticos.

El Informe de Seguridad Operacional (ISO) del accidente de un avión Piper PA-12 Matrícula LV-NXF ocurrido el 16 de junio de 2016 en proximidades del Aeródromo de Ezpeleta, contiene dos nuevas RSO, destinadas tanto a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), como al taller interviniente (TAR) del mantenimiento de dicha aeronave.

En la RSO 1651 dirigida al TAR se insiste en la necesidad de que las organizaciones dedicadas a tareas de mantenimiento de aeronaves cuenten con un sistema de gestión de calidad efectivo y eficiente, que obligue a realizar esas tareas conforme a lo establecido en los manuales.

Para ello, se les recomienda a los talleres adoptar las medidas necesarias que aseguren que los procedimientos de inspección y/o control de mantenimiento se lleven a cabo “bajo pautas de control de calidad”.  Además indica que es necesario “iniciar con la máxima premura una revisión de amplio alcance y profundidad del sistema de gestión de la calidad en las tareas de mantenimiento”.

En la misma línea, la RSO 1652 dirigida a la ANAC, también remarca la necesidad de “asegurar que los procedimientos de inspecciones y/o control de talleres de mantenimiento se lleven de acuerdo bajo las pautas de control prevalecientes y establecidas normativamente”. La existencia de deficiencias en este tipo de tareas constituye una conclusión repetitiva en las investigaciones de accidentes e incidentes recientes, detalla.

Asimismo exhorta a “adoptar las medidas pertinentes” a fin de “recordarle a los propietarios de productos aeronáuticos que realicen los mantenimientos preventivos y/o restaurativos en talleres habilitados y con alcances para cada una de las tareas requeridas”.

El Informe de Seguridad de este accidente se encuentra disponible en este link.