Los resultados de la investigación de un accidente ocurrido en operación de trabajo aéreo de inspección y vigilancia, permitieron elaborar nuevas Recomendaciones de Seguridad Operacional (RSO) que apuntan a introducir mejoras en la aviación general y fortalecer las barreras defensivas.

Las RSO del accidente de un avión Cessna 182A Matrícula LV-CXM, ocurrido el 13 de mayo de 2015 están dirigidas, por un lado a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), y por otro, a los explotadores de aeronaves afectadas a estos tipos de operación con condiciones particulares.

De acuerdo al Informe de Seguridad, el suceso se debió a la combinación de los siguientes factores: operación de la aeronave por debajo de la altura prevista de vuelo; inadvertencia por los tripulantes de la presencia de una línea eléctrica de alta tensión, y falta de tiempo y oportunidad para realizar maniobras evasivas.

En la RSO 1621, se insta a la ANAC a que incluya consideraciones especiales en el Decreto 671/94  (“Tiempos máximos de servicio, vuelo y mínimos de descanso de las tripulaciones”) similares a las propuestas para el trabajo agro-aéreo en vuelos de inspección y vigilancia de oleoductos, realizados a baja altura.

También dirigida a la ANAC, la RSO 1622 recomienda que las aeronaves que realicen operaciones de inspección y vigilancia de oleoductos, dispongan dentro del listado de equipamiento mínimo un radioaltímetro.

Por otra parte, se advierte la necesidad de concientizar sobre el peligro de trasladar bidones de combustible en la cabina de una aeronave, no sólo por el potencial de desencadenar accidentes sino también magnificar sus consecuencias. La RSO 1623 señala la necesidad de “arbitrar los medios necesarios para la difusión de los peligros que conlleva el transporte de materiales peligrosos sin observar las pautas normativas establecidas para su manipuleo y traslado”.

Por último, en la RSO 1624 se le exige al explotador que adopte las medidas necesarias para verificar la relevancia de los procedimientos y parámetros documentados para las operaciones autorizadas bajo el certificado del que es titular; y poner en marcha un programa de inspecciones programadas y aleatorias para verificar que los procedimientos y parámetros documentados sean observados en la práctica diaria de las operaciones.

El informe de Seguridad completo se puede leer en: https://jiaac.gob.ar/files/232-15.pdf