Se detectó ausencia de documentación sobre certificación y tecnología adecuada para la visualización de las calzas de frenado en plataformas de aeropuerto. Nueva Recomendación de Seguridad Operacional (RSO) de la  JIAAC.

A raíz de un incidente protagonizado por un vehículo de remolque y un avión de línea aérea no regular, durante las maniobras en plataforma, se emitieron Recomendaciones de Seguridad Operacional (RSO) dirigidas a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), instando a realizar acciones efectivas con los prestadores de servicio de rampa, junto a la colocación de bandas refractantes para mejorar la baja visibilidad en condiciones nocturnas.

Además, se insta a desarrollar un instrumento normativo que estandarice este requerimiento con el objetivo de mejorar las condiciones de seguridad en la operación de rampa de todo el sistema.

Esta recomendación apunta una defensa normativa inexistente en el sistema a nivel mundial: se formuló atento a que no existe en el mundo una normativa específica sobre la amenaza de baja visibilidad de los calzos.

El Informe de Seguridad (IS) refiere al incidente ocurrido el 12 de julio de 2016 en la plataforma del Aeropuerto de Bariloche, por un avión Mc Donnell Douglas Matrícula LV-AYD.

El documento incluye también recomendaciones para la empresa explotadora de servicios aéreos “Andes Líneas Aéreas S.A.”, en el sentido de que organice talleres de difusión a todo su personal involucrado en las operaciones de rampa. Tiene como objetivo concientizar sobre la importancia del cumplimiento de los procedimientos establecidos en el Manual General de Mantenimiento de la propia compañía, referentes al uso y manipuleo de las calzas de rueda de aeronaves durante las operaciones de plataforma y de la importancia que estas revisten para la ejecución de una operación segura.

También se solicita a la empresa prestadora de servicios de rampa “Intercargo”, realizar talleres de difusión al personal involucrado en esas operaciones, con el propósito de concientizar sobre la relevancia del cumplimiento de los procedimientos establecidos en su material documental referido a su labor cotidiana.

En este sentido, cabe señalar que este prestador de servicios respondió oportunamente a otras RSO surgidas de investigaciones de sucesos similares. Una de ellas, relacionada a un incidente ocurrido el 19 de enero de 2015 con el avión Matrícula CP-2684 en el Aeropuerto de Ezeiza.

Entre otras acciones, “se impartieron instrucciones precisas a 9 auditores de rampa” y “se inició una campaña de concientización para todo el personal que participa en la operatoria, tanto con refuerzo de capacitación como con campañas de difusión con cartelera por parte de Comunicaciones Internas de la Empresa”, explicaron. Además, “la empresa se está preparando para Certificar en ISAGO durante el año 2017, lo que está provocando una revisión y optimización de todos los procedimientos operativos”, informaron. La respuesta fue considerada ‘Satisfactoria’ por la JIAAC.

Tal como describe el IS del incidente en Bariloche, este se produjo cuando la aeronave se encontraba en la posición 5 de la plataforma del Aeropuerto de San Carlos de Bariloche (Río Negro) con su tripulación y 163 pasajeros a bordo. Tras solicitar la maniobra de retroceso (PUSH BACK) la lanza de remolque colapsó, debido a que el tren de aterrizaje derecho tenía colocada una calza de frenado que impidió el retroceso, ocasionando un leve daño en las compuertas del tren de nariz, afectando su estado de aeronavegabilidad.

 

Informe completo en https://jiaac.gob.ar/files/307415-16.pdf